DOMINGO | #VERSOSINGULARES

No hay peli, ni manta, ni sofá, hay esperas eternas en la parada del bus para volver a casa.

Hay otoño en la estación, en el árbol que se olvida de sus hojas.
Hay frío, lluvia y el ruido de cientos de coches pasando a toda velocidad, no hay calor, ni compañía, ni silencio. Sólo luces, charcos, y alguna persona haciendo lo mismo que yo, esperar.
Hay hambre de todo, ganas de nada, hay sirenas de ambulancia, de policía, de las de mar no hay ninguna, aunque podrían aparecer dado el agua que hay en el suelo.
Hay viviendas apagadas, encendidas, conductores a todo gas y a todo freno.
No hay paraguas, pero estoy bien cubierto. Hay dinero, pero no hay necesidad de gastarlo. Hay razones para caer, pero también para volar, motivos para llorar, pero también para aprender.

 

Es domingo de acabar, mañana será lunes de empezar otra vez.

Antonio León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *